LlamaWhatsapp
Psicología infantil Figueres

Psicología infantil Figueres

¿Qué es la psicoterapia infanto-juvenil?

La psicoterapia es un tratamiento que tiene como objetivo cambiar pensamientos, emociones y conductas. El tipo de psicoterapia que realizo se llama "cognitivo-conductual", en ésta se utilizan técnicas cuyos efectos terapéuticos se han demostrado en diversas investigaciones y, por tanto, tienen una eficacia probada. Las técnicas, pautas y propuestas variarán mucho en función de la edad de la persona, las dificultades en que se encuentre y la gravedad de las mismas.

¿A qué edades va dirigida la psicoterapia infanto-juvenil?

La psicoterapia infanto-juvenil es la psicoterapia dirigida a las etapas de la infancia y juventud.

La infancia es el periodo del desarrollo que comprende las edades que van desde el nacimiento a la adolescencia. Dentro de la infancia se pueden encontrar distintas etapas caracterizadas por diferentes ritmos de desarrollo físico y psicológico. Las edades aproximadas de estas etapas son las siguientes:

  • Infancia (0-12 años)
    • Primera infancia (0-6 años)
    • Niñez (6-10 años)
    • Preadolescencia (11-12 años)
  • Juventud (12-24 años)
    • Pubertad (12-16 años)
    • Adolescencia media (17-19 años)
    • Juventud plena (20-24 años)

 

¿Qué dificultades trata la psicoterapia infanto-juvenil?

La psicoterapia va dirigida a intervenir o prevenir trastornos y dificultades psicológicas. Los trastornos son conjuntos de síntomas, características o condiciones psicológicas (e incluso físicas) que afectan el desarrollo adecuado de la persona a nivel emocional, social y/o individual. Estos trastornos se pueden dividir en varias categorias, entre ellas las más comunes són (haz click en ellas para leer más):

Trastornos del desarrollo neurológico

Los trastornos del desarrollo neurológico son alteraciones durante el proceso de desarrollo neuronal o, en otras palabras, en la manera en que se desarrolla el cerebro. Dentro de esta categoría existen muchas formas de desarrollo neuronal que pueden causar dificultades de adaptación.

Hay tipos de desarrollo que afectan a la capacidad intelectual (como puede ser la discapacidad intelectual), las hay que afectan a la capacidad de atención y concentración (como puede ser el TDAH), a la comunicación y a la socialización (como los Trastornos del Espectro Autista) o a las habilidades motoras (como el Trastorno del desarrollo de la coordinación), por ejemplo. Es importante una intervención temprana para poder lograr el máximo potencial del niño o niña durante el período de desarrollo que es cuando tienen más facilidad de progresión en aprender y madurar.


Trastornos depresivos

Los trastornos depresivos hacen referencia a alteraciones en el estado de ánimo de la persona. En ésta alteración predomina el estado de ánimo deprimido y la pérdida de interés o placer. En el caso de los niños y adolescentes, el estado de ánimo deprimido se puede manifestar en forma de irritabilidad en lugar de tristeza.

Como padres es importante fijarse en los lloros aparentemente sin motivo, en los sentimientos de soledad, en la tendencia a aislarse, cambios en el sueño y en la alimentación, etc. En las sesiones de psicoterapia se tratará de hacer entender los motivos del cambio en el estado de ánimo y trabajar activamente en la recuperación y control de las emociones que generan el malestar.


Trastornos de ansiedad

La ansiedad es un mecanismo natural del ser humano que prepara nuestros cuerpos para enfrentar situaciones que consideramos difíciles o amenazantes, como por ejemplo un examen de conducción, una exposición oral o la presencia de un peligro inminente. La ansiedad se vuelve un problema cuando se produce en una intensidad que no es tolerable para la persona que la siente y que se prolonga en el tiempo, llegando a limitar la relación con los demás, la autosuficiencia o la pérdida de oportunidades por evitar posibles peligros.

Existen distintas formas de expermientar ansiedad: Cuando sufres miedo intenso e incapacitante para determinadas situaciones (lo que llamamos fobias), miedo a separarse de los padres o cuidadores, experimentar ataques de pánico/crisis de ansiedad en diferentes contextos, ansiedad generalizada, etc. Todas ellas pueden tener buen pronóstico si se interviene de manera precoz así como se ha demostrado que con la terapia cognitivo-conductual se suelen conseguir buenos resultados y en relativamente poco tiempo.


Trastorno obsesivo-compulsivo

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) se caracteriza por la presencia de pensamientos intrusivos (es decir, pensamientos que nos vienen a la mente, que són desagradables, que deseariamos no pensar y que cuesta mucho que marchen) y acciones o comportamientos que se realizan para evitar estos pensamientos (compulsiones).
Por ejemplo: pensar que estoy sucio, sentir asco o miedo a contaminarse por la suciedad y/o microorganismos y limpiarse las manos o otras partes del cuerpo persistentemente para evitarlo o prevenirlo, hasta el punto de poder llegar a hacerse heridas en la piel de tantas veces que se han limpiado.

Trastornos alimentarios

Los dos Trastornos de la conducta alimentaria más conocidos son la Anorexia nerviosa y la Bulímia nerviosa. El primero de ellos, la Anorexia, consiste en la restricción de los alimentos hasta provocarse un bajo peso, inferior al mínimo saludable, asociado a un miedo inteso a ganar peso y alteraciones en como percibe la persona su propio peso.

Por otro lado, la Bulímia, es la realización de atracones de comida llevados por la impulsividad y la compensación del atracón a través de métodos inadecuados como el vómito autoprovocado.


Trastornos de la excreción

Entre estos tipos de trastornos los más conocidos son la Enuresis y la Encopresis:

La enuresis consiste en la emisión de orina en lugares inapropiados y cuando el niño o niña ya tiene un desarrollo equivalente a los 5 años. La situación más común dentro de este trastorno es que se escape la orina en la cama durante el sueño.

La encopresis, por otro lado, se refiere a la excreción de heces en lugares inapropiados, cuando el niño o niña ya tiene un desarrollo equivalente a los 4 años. Es menos común que la enuresis pero puede provocar mucho malestar y deterioro social y académico.


Trastornos del sueño-vigilia

El más común de los Trastornos del sueño es el insomnio. Éste consiste en la dificultad persistente en conciliar el sueño o mantenerlo. Debería evitarse el uso de fármacos ansiolíticos durante tiempos prolongados y utilizar otras terapias como la psicoterapia cognitivo-conductual.

 

Asimismo, la psicoterapia también puede ir dirigida a prevenir o mejorar áreas psicológicas de la persona, como por ejemplo:

      • Baja autoestima
      • Dificultades de relación social
      • Fomentar la maduración emocional
      • Incrementar la Inteligencia emocional
      • Procesos de duelo
      • Dificultades de adaptación a los cambios (cambios escolares, separación de los padres, etc.)
      • Timidez excesiva
      • Excesiva autoexigencia
      • Perfeccionismo

 

Otras terapias