LlamaWhatsapp
Cefalea tensional dolor de cabeza

Cefalea Tensional: El dolor de cabeza que se alivia con psicología

La cefalea tensional es el dolor de cabeza más frecuente de todas las cefaleas, por esta razón también se le conoce por el nombre cefalea común. Aproximadamente el 50% de la población adulta sufre de cefaleas, de ellas el 80% son cefaleas tensionales.

¿Qué es la cefalea tensional? Se trata de un dolor de cabeza que surge como consecuencia de la tensión muscular excesiva en toda la zona de la cabeza. Muchas personas lo sufren a lo largo de toda su vida o lo sienten con frecuencia y las mujeres suelen padecerlo más que los hombres en una proporción de 3 casos en mujeres por cada caso en hombres.

Tipos de cefaleas

De forma general podemos decir que hay dos tipos de cefaleas:

Cefalea primaria

Es el tipo de cefalea que se produce cuando el dolor de cabeza no se explica como un síntoma de otra enfermedad y se convierte en una patología por sí misma. Es decir, no hay nada en nuestro cuerpo que explique por qué razón tenemos dolor de cabeza o cefalea tensional.

Cefalea secundaria

Se denomina así al dolor de cabeza que es consecuencia de una enfermedad subyacente.

¿De qué tipo son las cefaleas tensionales?

En este sentido, las cefaleas tensionales pertenecen al grupo de las cefaleas primarias. Sin embargo es necesario puntualizar que aunque no exista una enfermedad de base que explique este dolor de cabeza, sí que suele surgir como consecuencia de estados emocionales relacionados con el estrés, la ansiedad y las emociones displacenteras. Por lo tanto las cefaleas tensionales pueden ser dolor de cabeza por estrés.

Dolor de cabeza por estrés

Cuando no existe una explicación física o biológica para alguna alteración del cuerpo, se dice que es de origen psicógeno o psicosomático. Por lo tanto, se puede decir que la cefalea tensional es un dolor de cabeza que surge como consecuencia de una somatización.

Aunque no se conocen las causas específicas que lo producen, sí que se ha comprobado que está muy relacionado con el estrés y la ansiedad. En este sentido el dolor de cabeza es el síntoma visible de un trastorno que opera de fondo. Por esta razón se trata de un problema idóneo para ser tratado por un psicólogo clínico.

Está comprobado que la ansiedad mantiene una relación bidireccional con la tensión muscular, es decir, cuando una de las dos aumenta, la otra también lo hace.

¿En qué se diferencia la cefalea tensional y las migrañas?

La principal diferencia de la cefalea tensional y migraña es su localización. Por un lado la migraña suele localizarse en un punto concreto de la cabeza, ya sea la zona izquierda o la derecha. Sin embargo en la cefalea tensional existe un dolor difuso a lo largo de toda la cabeza originado por la contracción de los músculos pericraneales.

Aunque se trata de un dolor molesto, no impide la realización de las actividades diarias, cosa que sí que suelen impedir las migrañas. Además, en la cefalea tensional no suelen aparecer vómitos o nauseas.

Tratamiento para la cefalea tensional

Para tratar este tipo de dolor de cabeza existen dos tipos de tratamiento bien diferenciados.

Cefalea tensional: Tratamiento farmacológico

Se trata de todas aquellos medicamentos analgésicos que actúan directamente sobre el foco del dolor aliviándolo. Los más comunes son la aspirina, el paracetamol y el ibuprofreno.

Tratamiento psicológico de la cefalea tensional

Al ser una dolencia tan relacionada con la ansiedad y estrés, el tratamiento farmacológico por sí solo puede ayudar a aliviar los síntomas pero nunca terminará resolviendo el problema de forma definitiva. Por esta razón son necesarias la aplicación de técnicas relacionadas con la regulación emocional y la relajación muscular.

Técnicas de Reestructuración Cognitiva: Estas técnicas son la base del tratamiento cognitivo conductual para controlar la ansiedad. Ayudan a flexibilizar creencias desadaptativas mediante el cuestionamiento y la detección de los pensamientos automáticos negativos que influyen en los diferentes estados emocionales como la ansiedad y el estrés.

Técnicas de Regulación Emocional: Son técnicas que ayudan al paciente a identificar y entender sus propios estados emocionales en cada momento.

Técnicas de Relajación y Respiración Abdominal: Con estas técnicas se consigue reducir la tensión muscular y la activación del sistema nervioso simpático. Las más comunes son la Relajación Muscular Progresiva de Jacobson y la Respiración Diafragmática.

Técnicas de Biofeedback: Mediante la utilización de electrodos se le hace saber al paciente el grado de tensión de los músculos de la cabeza para así ser más consciente de las señales físicas y poderse autoregular mejor.

¿Cómo prevenir la cefalea tensional?

Para prevenir la cefalea tensional es necesario el afrontamiento de los factores emocionales que suelen ser el origen y mantenimiento de este dolor de cabeza. Para ello es necesario aprender a afrontar de manera adecuada el estrés, aceptar y regular las emociones, manejar el dolor de forma adecuada, y practicar con frecuencia técnicas de relajación y respiración que tienen como objetivo aliviar la tensión.

De forma más general también es muy útil mantener hábitos de vida saludables en cuanto a alimentación, trabajo, descanso y deporte. Es necesario aprender a tener un equilibrio en todas las áreas de nuestra vida e intentar reducir en la medida de lo posible las situaciones que nos generan tensión, sin caer en la evitación.

Por último recomiendo leer mi artículo escrito para el Huffington Post donde expongo 6 consejos útiles para controlar los nervios.

Cefalea Tensional: El dolor de cabeza que se alivia con psicología
5 (100%) 1 vote

Ficha técnica
Cefalea Tensional: El dolor de cabeza que se alivia con psicología
Título del artículo
Cefalea Tensional: El dolor de cabeza que se alivia con psicología
Descripción
La cefalea tensional es un dolor de cabeza que surge como consecuencia de la tensión muscular excesiva en toda la zona de la cabeza. Tipos y tratamiento.
Autor
Publicado por
Cristian Toribio Psicólogo
Logo
Comparte el artículo en tus redes sociales: